El ruido mental

 

Hay un dicho que dice que la mente nunca descansa. ¿se han encontrado en esa situación en la que están solos y de repente se dan cuenta que se están hablando a sí mismos? o ¿que recrean situaciones una y otra vez? o ¿que te levantas luego de 8 horas de sueño pero sientes que no has descansado nada?

El mundo se mueve a una velocidad impresionante hoy en día, tienes que andar corriendo a solucionar miles de cosas, con la tecnología nos convertimos en personas multitasking (capaces de hacer varias tareas al mismo tiempo), y con esto fuimos entrenando a nuestra mente a tener miles de pensamientos, la mayoría llenos de estrés. Esto es lo que llamó ruido mental, a tener tantos pensamientos a la vez, que ya no podemos concentrarnos en uno solo, que hace que cuando queramos parar y estar en calma, la mente se vuelva incapaz de callarse.

Nos convertimos en personas adictas a pensar, nos vemos en la necesidad de racionalizar todo, hasta nuestras emociones. Le estamos dando demasiado poder a nuestra mente, y esta nos quita energía, nos quita la capacidad de disfrutar de pequeñas cosas, nos desequilibra.

 

Aquí algunos de los principales ruidos mentales para que los identifiquemos:

 

Impaciencia: no hay momento para esperar nada, lo queremos todo para ya, y si no es así la mente no deja de pensar en ese asunto.

Adivinar el futuro: no vivimos el presente, y nos adelantamos a todas las situaciones, nos montamos en películas que aún no sabemos siquiera si son posibles.

Todo preocupa: simplemente ¡todo preocupa!

Críticas: someternos a lo que piensen los demás y más cuando nos falta seguridad es algo que no nos deja en paz.

Dificultades: nada es fácil, y aún si lo fuera nos inventamos algo para no sentirnos a gusto y cómodos, tenemos que ver que todo está siendo sumamente difícil y tener algo en que ocupar nuestra mente.

Comparaciones: ver solo lo exterior.

Perfección: quien tenga este ruido, nunca descansa.

Exageraciones: es como una bola que crece y crece y nunca para.

Negatividad: ver el vaso medio vacío. Las probabilidades de que las cosas salgan mal son las más altas.

Exceso Responsabilidad: Crees que nadie lo hará mejor que tú, no delegas tareas y terminas haciendo de todo.

 

Existen varias maneras de evitar o controlar este ruido mental, generar un poco de silencio, liberarnos y reconectarnos con nosotros mismos:

  1. Identificar el ruido mental, lo que está causando la infinidad de pensamientos, está bien qué es agregarle uno más, pero cuando sea descubierto es un poco más fácil encontrar una solución y que esa voz se calle un poco.
  2. Vive el momento, concéntrate en el aquí y ahora, haz todo con el disfrute que merece, presta atención única a esos momentos de relajación, el momento de descanso, una ducha, a una actividad física, cuando te alimentas o dar un paseo.
  3. Cambia tus pensamientos negativos por pensamientos que reafirmen tu seguridad, lo que eres capaz de hacer.
  4. Encuentra técnicas de meditación que se acomoden a tu gusto:

Meditación:  

Ejemplos de meditaciones guiadas para principiantes Aquí 

Yoga:

Ejercicio de Yoga para relajar cuerpo y mente.

IMG20180110130054 copy3.jpg

Taichi:

Introducción al Taichi, guía para principiantes.

IMG20180110130054 copy

Otros recursos:

Ruido mental y tiempo_Eckhart Tolle 

Como organizarte para llevar a cabo tus ideas. Mia Astral Artículo 

 

 

– Venus –

Anuncios

2 comentarios sobre “El ruido mental

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: